Mi foto
Marketing & Makeup Artist.

septiembre 13, 2014

Vete de mi




"Seré en tu vida lo mejor
de la neblina del ayer
cuando me llegues a olvidar
como es mejor el verso aquel 
que no podemos recordar"

julio 02, 2014

Contemporary art - Mariana Médula.


Mariana Médula ilustra uno de nuestros múltiples 
paseos a galerías de arte en donde hemos 
encontrado basura disfrazada. 

El nepotismo mexicano se aplica también al arte, donde los dueños o directivos de las galerías impulsan a sus amigos y familiares (algunos cínicos incluso a sus amantes) aunque la obra sea una cochinada: les ponen el cóctel, invitaciones, le llaman a quien.com y similares inferiores para cacaraquear el "evento artístico" que termina siendo una reunión social elitista donde importa más qué socialité respalda esa basura y cómo va vestida, mientras disfrutan de vino y comida patrocinados por marcas reconocidas, donde todo importa más que el arte. 

julio 01, 2014

Sudor frío.

Miedo irracional. Me refiero específicamente a esa sensación paralizante que te hace cerrar las puertas con doble llave y atrincherarte detrás de las sábanas sin sentir hambre ni sed; ese miedo que te deja sin razón y sólo sentir sin discernir en dónde va cuál emoción.

Este sudor frío es el anuncio de un colapso inminente dentro de mi, ese que escondo detrás de la fachada de algo que hace mucho lucía como un hombre-trofeo.

Entre tanto trabajo y fines de semana ocupados en sexo y vicios he postergado demasiado solicitar la ayuda de un psiquiatra. Suplicaré que me recete una sustancia. siento que en algún punto del camino me perdí. Estoy paranoico, neurótico, sin paz, tratando de evitar pensar qué tan doloroso puede ser morir lanzándome por el balcón; imagino que un día amaneceré loco, ido, ausente, como mudo y sordo ... Pero sin miedo. 



mayo 12, 2014

Posesión Sándornica.

Confieso que soy el más celoso, maligno y posesivo; que todo el amor y toda la atención de mis abuelos, tíos, amigos y pareja debe ser mía total y absoluta. Que me hierve la sangre y se me saltan las venas si alguien disfruta lo que es mío. Si he de compartir, en cualquier caso y bajo cualquier circunstancia, sólo yo puedo decidir con quién.

No me gusta hacer cosas malas pero si me orillan incluso lo disfrutaré.


diciembre 22, 2013

Hayden Williams - ilustrador

Saben que Jordi Labanda es uno de mis ilustradores favoritos también Arturo Elena, ambos ilustradores españoles pero hoy en la mañana no sé de qué forma encontré a un nuevo ídolo, su nombre es Hayden Williams un ilustrador inglés que se encargado de contribuir al estilo vintage con una subyugante perspectiva de la moda y paleta de colores pastelosa con texturas de encaje y telas vaporosas delineando siluetas del "New look

Delicadas y exquisitas, así son sus ilustraciones.

Estas dos últimas son idénticas a una editorial Vogue con vestidos Louis Vuitton   2011 


agosto 02, 2013

Decálogo del fumador.


Uno. Llevarás el cigarro despacio hasta tu boca. Aprende del cine de la nueva ola francesa y, por lo tanto, del viejo cine de gángsters. Haz que fumar esté bien visto. De lo que se trata es de igualar la parsimonia del humo. Basta observarlo en ausencia de las molestas corrientes de viento para comprender que el ritmo propio lo es todo.

Dos. No inhalarás con ansia. Permite que el humo recubra los muros de tu boca – paladar, lengua, las rejas de tu dentadura – y luego los de la laringe y tráquea, que – sabia y generosa – repartirá el placer entre tus pulmones. Hazlo profundamente.  En el acto de fumar hay olfato, gusto y vista, pero también tacto: el humo tiene dedos. No hay placer sin pausa.

Tres. Exhalarás con sosiego. La misma regla del movimiento de tu brazo vale para la retracción de tu tórax. Un hombre enamorado se despide poco a poco. Tu boca – tu pecho, acaso tu respiración completa – está enamorada del humo. Deja que se huelan un poquito más: no volverán a estar juntos – y morirán dentro de poco.


Cuatro. Tomarás el cigarro con tus dedos índice y pulgar. No conozco a más de dos o tres personas (todas ellas mujeres) que luzcan bien fumando con el índice y el medio. Una de ellas es Marlene Dietrich, y lleva muerta desde mil novecientos noventa y dos. Si sabes hacerlo, adelante; si no, no pasa nada. No permitas que nunca nadie te critique por fumar con ayuda del pulgar. Quien lo haga no merece las bondades del tabaco, ni cualquier otra bondad.

Cinco. Procurarás que las cenizas caigan en el cenicero. Éste – como el escusado y la boca, entre otros receptáculos y orificios – es una figura simbólica: basta no estar concentrado en el dedazo para que la ceniza brinque caprichosamente. Hay que retomar esa pequeña civilización – el mundo es un gran cenicero de por sí. Dos opciones: o miras con atención (desenfadada: siempre así) el cenicero y mides la fuerza del golpe de tu dedo (acaso convenga hacerlo muy cerca de la orilla contraria hacia la cual saldrán disparadas las cenizas); o bien – esta opción me parece de mayor refinamiento – retiras la ceniza frotando la fresa contra el cenicero en movimientos circulares, como si afilaras un lápiz. Contempla esta palabra: cenicero

Seis. Tendrás una servilleta a la mano. Si las técnicas del punto anterior fallan (todo falla: siempre), limpia (también con calma) las cenizas de la mesa. No importa cuántas veces tengas que hacerlo. Nadie deja de limpiarse el culo por saber que cagará muy pronto – aunque, espero quede claro, esto no es un asunto de higiene: es algo más. Tú sabrás entender.

Siete. Serás compartido. Para ello deberás comprar cajetillas y no cigarros sueltos. El día de ayer el tabaco subió algunos pesos más; sí, ¿y? Ni modo. Partimos de la premisa de que fumar no es un lujo. Tampoco una adicción. Es una necesarísima transgresión: al respingo, pero también a tu cuerpo, a tu cerebro, a la capa de ozono. Para ello hacen falta mercenarios y los mercenarios requieren más y más cigarros. Piensa, desde el instante en que introduces la mano a tu bolsa o a tu saco, cómo habrás de convencer a tu acompañante de que fume contigo. Una buena frase puede hacer que su opinión cambie, aunque sea durante un par de bocanadas: piénsala desde ya. Ante la negación, permítete insistir.

Ocho. Maridarás sin restricciones. Toma una bocanada, luego un trago de alcohol. Hay tantas combinaciones por explorar; comienza ahora: vinos blancos, tintos, rosados; bourbons – sin hielo, por favor; pisco peruano, mezcales con chaser (de tequila), licores absurdamente dulces y vodkas imposibles de beber. Y, cuando lo hayas barrido ya todo, no tardes en extender la ecuación de tu boca. Añade la comida: un bocado, una bocanada, un trago. y así hasta caer muerto.

Nueve. No ventilarás la habitación donde te encuentres. Ya estás grandecito: asume las consecuencias de tus actos.

Diez. Te negarás a ser tratado cuando el cáncer aparezca. El gobierno aumentó los impuestos para cubrir tus gastos médicos. Tú los aceptaste. Los hospitales siguen igual de abarrotados: hay, en la sala de espera del 2 de octubre, un hombre con un fierro clavado en la pierna esperando a ser atendido; hay dos baleados en el hospital Balbuena que podrían ser salvados, pero no pasará; hay cientos de infecciones cuya causa es la negligencia. Sé gentil: cede el paso.



Texto de Carlos L.V. @Chanwilin

abril 27, 2013

Antonio I, II, II y Yo.

Detesto los funerales. No saludé a nadie y crucé el velatorio directo a su cuerpo. Nunca había visto a un muerto tan de cerca. El vidrio de su féretro reflejó mi cara en la suya, aterrorizado y conteniendo gritar de miedo, salí corriendo del salón y lloré inconsolable entre criptas de mármol y flores de plástico. 

98 años. Mi bisabuelo murió hoy. Le hice una ofrenda de rosas blancas y botones de alcatraz que espero le den algo de paz... en el infierno.



abril 17, 2013

Statement:

Los verdaderos amigos te comprenden en las buenas y las malas, en las sonrisas y en los entripados, en la gloria que se nos regala y en los infiernos que uno mismo crea. Los buenos amigos son aquellos que nunca pueden decir que te conocen suficiente porque saben que lo valioso es infinito e incalculable pero están sonrientes y atentos para descubrir nuevas aristas de esas personas a los que titulamos "amigos", que en realidad, dentro del corazón emocional, son algo más que familia porque uno tuvo la conciencia y buen gusto de elegirlos.
 Alvaro Zardoni déjame decirte que te adoro!

Zardoni y Sándor en la casa-estudio de el pintor mexicano José García Ocejo.


febrero 24, 2013

Safe or... PrEP?

La sensación de un miembro latiendo tibio y húmero esanchándo y deslizándose dentro de otro cuerpo con nada más que un salivazo puesto con los dedos, es probablemente la escena erótica de todo hombre con un gramo de sensatez...

Safe or... PrEP?
                                                        JOAA

febrero 11, 2013

El Síndrome de Perro-apaleado.

Esas almitas maltratadas, que los han burlado, engañado, ninguneado, abandonado a su suerte y aprendiendo solos. Un buen día terminan -aquí- en un hostil catálogo de subastas, buscando venganza. Usando como anzuelos sus torsos desnudos y sonrisas fingidas que disfrazan una autoestima deshecha; Jurando ser más guapo que otro, con el único fin de vaciarse en otros el daño acumulado, se complacen menospreciando a otros para así sentirse algo valiosos. No están habituados a ser tratados con afecto, sólo como un trozo de carne bombeada con sangre, objeto para dar placer. Limitados mental y emocional... Pobres hombres postmodernos.




febrero 01, 2013

P O L Y V O R E